lunes, 22 de mayo de 2017

Después de las primarias

Por fin ha llegado el día que pondrá blanco sobre negro la trayectoria que adoptará el PSOE, su deriva política, el programa de partido, el modelo social que pretende alcanzar y la ruta para lograrlo ¿Tantas aspiraciones encierran las primarias? Vayamos por partes:
Según algunos de los prebostes elevados a la sublime condición de oráculos del socialismo autentico, las primarias son un ejercicio inútil que únicamente sirve para que los candidatos a ocupar la secretaría general se despellejen entre ellos.
Para reforzar su razonamiento utilizan una reflexión que en su día hizo Ramón Rubial. Según el dirigente socialista se debería apartar de responsabilidad política a todo aquel que se ofreciera voluntario para un cargo. Para ello  aducía que “un puesto de responsabilidad siempre conlleva sacrificio y trabajo; luego aquel que lo desea voluntariamente es porque quiere obtener beneficios a cambio”.
Es decir, según el pensamiento de Rubial ningún Secretario General tendría que haber sido nombrado pues todos los que ha habido, de una u otra forma, se han postulado para el cargo. En realidad los capitostes desprecian y atacan las primarias porque se escapan del férreo control de su dedo. En el instante que los militantes se sienten libres y sin vigilancia votan según su mejor criterio. Así ha resultado ganador Pedro Sánchez; por ansias de liberación de las bases. Los militantes socialistas llevan décadas intentando zafarse del abrazo de oso con el que les asfixia el todopoderoso aparato emanado del felipismo.
No lo consiguieron cuando un Borrell vencedor fue acuchillado desde las bambalinas del partido. Borrell ni siquiera tuvo oportunidad de definir su proyecto político. Zapatero también  fue ganador en contra del aparato oficial y con inusitada rapidez se plegó a los amos del PSOE; sino ¿Cómo se entienden los nombramientos de su rival Bono y de Rubalcaba como ministro y portavoz del partido en el Congreso respectivamente? Los  lacayos de Felipe González vigilando al advenedizo Zapatero.
Los Popes del partido de la rosa acostumbran a desvariar cuando son despojados de sus atributos de poder y se resisten con denuedo  a dejar de ser decisivos. Para continuar en el candelero acostumbran a urdir  extrañas teorías o conspiran sin cesar contra sus sucesores si estos no se pliegan a sus deseos. De esta guisa encontramos a socialistas liberaloides como Leguina, marxistas arrepentidos como Felipe González, socialdemócratas de pachanga como Solchaga, socialista teocráticos como Belloch, socialistas de nobleza falangista como Bono o demócratas de patada en la puerta como Corcuera. En definitiva mercaderes de la ideología capaces de fundirse en íntimo abrazo con cualquier especie - política  o económica - que les garantice su propia supervivencia.
A esa gama de  ex altos cargos socialistas no les gustan las primarias como tampoco les gustaba Pedro Sánchez, dudo que les agrade Patxi López y cuánto me extraña que simpaticen con Susana ¿A quién darían su conformidad? Pues probablemente a ellos mismos si pudieran o tuvieran oportunidad de volver.
Pero en algo sí tienen razón, a partir del día 22 de mayo nada será igual. Pedro Sánchez volverá a ser el  Secretario General del PSOE y todo por culpa de unas malditas primarias que han puesto voz a una militancia que por mucho que protestara y chillara no tenía por qué ser oída. Un proceso que ha  dejado claro el clientelismo si los votantes tienen que identificarse, tal y  como sucede en el caso de los avales, pero que vuela a su antojo en el anonimato del voto secreto ¿Cómo explicar sino que Susana haya tenido menos votos que avales? Sencillamente porque todos los avales no eran libres.
Sánchez intentará articular el partido a su imagen y semejanza, concederá premios a los fieles e indultos a algunos disidentes. Se cobrará victimas para resarcirse de la traición.
Sin lugar a dudas habrá una cabecilla de la disidencia a  la que intentará decapitar por haber sido la instigadora del bochornoso episodio previo a su salida. Hoy las bases le han dado una oportunidad de oro para saldar deudas, la ganadora ha perdido y… “las urnas no mienten cariño”.
Las diferentes facciones hablaran de unidad y de confluir en objetivos comunes, pura palabrería. Los susanistas se han quedado huérfanos de la “tocada por los dioses del socialismo que venía a Parar, Templar y Mandar” ¡Cuántas veces se arrepentirán Lambán y su corte de aduladores  de haberse postrado tan de hinojos a los pies de la señora!
De inmediato comenzarán las intrigas para volver a defenestrar a Sánchez  y los más  osados lamedores  tratarán con suficientes genuflexiones ganar su favor. Pedro hará bien en  preparar sus defensas utilizando las   artimañas adecuadas  que le permitan  sobrevivir,  ahora ya sabe lo que le espera tras las cortinas del decorado: una recua de insaciables dispuestos a devorarle en cuanto muestre el menor signo de debilidad.
Tendrá que desenmascarar a su Perez Rubalcaba si quiere dormir tranquilo y no pendiente de que le apuñalen de nuevo.
Tampoco habrá entrado el PSOE en una nueva etapa de regeneración, las corporaciones locales tardarán en adecuarse al nuevo escenario, las Comunidades Autónomas sobrevivirán al nuevo escenario tras la  “hecatombe susanista” sosteniéndose en el bastón de Podemos. Sí, el mismo báculo  que no  le fue permitido usar a  Pedro para llegar hasta la Moncloa. La desmemoria de Lambán, Page, Vara, Ximo…  fue épica.
En aquel momento mandó el temor, desde las cloacas del Estado se pueden percibir olores tan nauseabundos que la salida a la luz de determinadas cuestiones es posible que pusiera en entredicho todo el andamiaje del sistema nacido en las componendas del 78.
Dejar que una formación política nueva - sin ataduras convencionales y sin deudas con poderes fácticos - lograra escarbar entre los escombros del Estado, podría resultar extremadamente dañino para los verdaderos amos del Cortijo Nacional. Mejor dejar la escoria quieta aunque los responsables del estercolero se sienten cómodamente en consejos de administración de Eléctricas, Bancos, Compañías energéticas y sigan viajando a Suiza, Panamá o Islas Caimán.

¿Es mejor taparse la nariz que abrir las ventanas para airear las pestilencias? A esa pregunta se tiene que atrever a contestar Pedro Sánchez ahora que ha conseguido entrar en la prórroga. 

domingo, 21 de mayo de 2017

Primarias y ¿Después qué?

Por fin ha llegado el día que pondrá blanco sobre negro la trayectoria que adoptará el PSOE, su deriva política, el programa de partido, el modelo social que pretende alcanzar y la ruta para lograrlo ¿Tantas aspiraciones encierran las primarias? Vayamos por partes:
Según algunos de los prebostes elevados a la sublime condición de oráculos del socialismo autentico las primarias son un ejercicio inútil que únicamente sirve para que los candidatos a ocupar la secretaría general se despellejen entre ellos.
Para reforzar su razonamiento utilizan una reflexión que en su día hizo Ramón Rubial. Según el dirigente socialista se debería apartar de responsabilidad política a todo aquel que se ofreciera voluntario para un cargo. Para ello  aducía que “un puesto de responsabilidad siempre conlleva sacrificio y trabajo; luego aquel que lo desea voluntariamente es porque quiere obtener beneficios a cambio".
Es decir, según el pensamiento de Rubial ningún Secretario General tendría que haber sido nombrado pues todos los que ha habido, de una u otra forma, se han postulado para el cargo. En fin son esas cosas que se recuerdan y argumentan para animar una tertulia de afines que escuchan con la boca abierta y tragan con todo lo que emana  del ingenio del vetusto ilustre. Aún cuando haya ocasiones en las que suelta frases que ni él mismo entiende.
Los Popes del partido de la rosa acostumbran a desvariar cuando son despojados de sus atributos de poder, así encontramos a socialistas liberaloides como Leguina, marxistas arrepentidos como Felipe Gonzalez, socialdemócratas de pachanga como Solchaga, socialista teocráticos como Belloch o socialistas de nobleza falangista como Bono, en definitiva mercaderes de la ideología capaces de fundirse en íntimo abrazo con cualquier especie - política  o económica - que les garantice su propia supervivencia.
Ahora estamos asistiendo a las butades de ex altos cargos que dogmatizan desde cualquier medio de comunicación que les ponga una cámara o un micrófono delante. No les gustan las primarias como tampoco les gustaba Pedro Sánchez, dudo que les agrade Patxi López y cuánto me extraña que simpaticen con Susana ¿A quién daría su conformidad? Pues probablemente a ellos mismos si pudieran o tuvieran oportunidad de volver.
Pero en algo sí tienen razón, a partir del día 22 de mayo nada será igual. El nuevo Secretario General intentará articular el partido a su imagen y semejanza, concederá premios a los fieles e indultos a algunos disidentes. Sin lugar a dudas habrá un cabecilla de la disidencia que será decapitado. Cualquiera que haya sido el ganador. Hablaran de unidad y de confluir en objetivos comunes pero será mentira. Sin lugar a ninguna duda de inmediato comenzarán las intrigas para defenestrar al elegido  y las artimañas de este para intentar sobrevivir.
Tampoco habremos entrado en una nueva etapa de regeneración del partido, las corporaciones locales seguirán igual, las Comunidades Autónomas sobrevivirán a la hecatombe como buenamente puedan sosteniéndose en el bastón de Podemos. Sí, el mismo báculo  que no sirvió para aupar a Pedro a la Moncloa.
Desde las cloacas del Estado se pueden percibir olores tan nauseabundos que es mejor taparse las narices para no contaminarse que abrir las ventanas para airear las pestilencias. La salida a la luz de determinadas cuestiones es posible que pusiera en entredicho todo el andamiaje del sistema nacido en las componendas del 78.
Dejar que una formación política nueva, sin ataduras a convencionalismos y sin deudas con poderes fácticos pudiera escarbar entre los escombros del Estado podría resultar extremadamente dañino para los verdaderos amos del Cortijo Nacional. Mejor dejar la escoria quieta aunque los responsables del estercolero sigan viajando a Suiza, Panamá o Islas Caimán.
Han salido a la luz pruebas del saqueo llevado a cabo  durante las dos últimas décadas, pruebas más que suficientes del comportamiento vil de los dirigentes y de la  servil compostura que somos capaces de adoptar los habitantes de este simulacro de país.
Acorralados por leyes de vergüenza somos incapaces de tener un atisbo de dignidad colectiva. No nos atrevemos a exigir la desaparición inmediata de la vida pública de esta caterva de delincuentes. Paulatinamente vamos siendo desposeídos de nuestros derechos pero seguimos creyendo  en instituciones inútiles colocadas al servicio de los depredadores de nuestras vidas.  Ya ni siquiera merece la pena preguntarse hasta cuándo vamos a soportar la situación.
La respuesta es sencilla: soportaremos estoicamente mientras  funcione la tele y pongan un partido de futbol. Si pensamos que son nuestros cuatreros justificamos que nos desprecien.

Aquí disculpamos a los ladrones siempre que nos dejen lamerles las botas. 

viernes, 5 de mayo de 2017

Sobre La Seo

Sin que sirva de precedente esta mañana he caído en la tentación de perder el tiempo leyendo un artículo del panfletario Heraldo de Aragón. Lo firma Luis. J. García Bandrés y lo titula “La Seo no se toca”. Estamos de acuerdo en el encabezamiento, totalmente de acuerdo, discrepamos en las intenciones del escritor.
Reconozco que se me escapan las motivaciones que alumbran al autor, las atisbo por su declaración de  asistente a misas en la Catedral, pero sigo sin comprender sus verdaderas intenciones.
Hace el señor García Bandrés una especie de recorrido histórico para fundamentar sus argumentos, ¡poca chicha para tan altos objetivos!
Se equivoca, nadie discute ni debate el uso religioso del templo, no es esa la materia, el uso religioso en absoluto se cuestiona. La polémica únicamente se centra en la propiedad, en lo que eso conlleva, en las consecuencias de inscribir a título de propiedad un bien inmobiliario.
¿Qué implica ser dueño de un bien inmobiliario? Pues además de los derechos inherentes a la posesión de un bien, tiene sobre todo la posibilidad de realizar operaciones económicas avaladas por la fuerza incontestable del bien. Así de simple y así de humano, nada de altura de miras para fines sagrados. Dinero, en eso consiste la diatriba, nada más ni nada menos, dinero al cajón.
Hay una cosa que el mismo escribiente reconoce: La inversión pública (Diputación General de Aragón, Ayuntamiento  y Estado Central) en la reconstrucción, acondicionamiento y mantenimiento del templo supera el 50% del coste, alegan que el otro porcentaje (casi 50%) sale de las arcas del Arzobispado zaragozano. La  bolsa de donde el amigo Elías Yanes o cualquiera de sus sucesores extraen los fondos para el pago la alimentamos entre todos. Es decir, vuelve a pagarse con dinero de todos los contribuyentes.
Solo hace falta recordar de donde provienen la mayor parte de los ingresos que maneja la cúpula eclesiástica: de los presupuestos del Estado.
 ¡Basta ya de mentiras! Cuando la Iglesia Católica Española abona una factura lo hace con fondos que ha recibido de la totalidad de los españoles, creyentes y no creyentes, cristianos, musulmanes, evangelistas y ateos. Todos, absolutamente todos aportamos al cepillo eclesiástico de los Rouco, Cañizares, Reig Pla, Camino y tantos otros príncipes de la Iglesia que callan ante el abuso y mantienen sus vidas de lujo y dispendio a costa de personas que en creen sus homilías.  Y también, se proveen de fondos de otras muchas gentes que, en uso de su libertad de conciencia, no se tragan sus rollitos espirituales.
Todos sabemos cómo se han construido y mantenido los lugares de culto, con el sudor y la sangre del pueblo. Acudir a una “historia” de epopeya que ha sido  escrita desde los púlpitos o por los cronistas pagados es, además de una falacia, una postura completamente hipócrita y falsa. De sobra conocemos como se cantan las loas de los vencedores. El mismo Alejandro Magno llevaba entre los componentes de su séquito  a un juglar para que cantara sus gestas y ocultara sus debilidades.
Tampoco la costumbre otorga un sello de calidad indeleble.  Que la tradición haya caminado en una dirección no quiere decir que no se deban producir cambios. Pongamos unos ejemplos: tirar cabras desde un campanario era una antigua tradición que afortunadamente fue abolida. Zurrar a las mujeres es una ancestral tradición que tratamos de erradicar. También era tradición  tirar discapacitados físicos por un escarpado o ahorcar homosexuales. Tradiciones que espero que el señor García Bandrés repudie y no pretenda su recuperación ¡No todas las tradiciones son respetables!
Ahora bien, tras todas estas reflexiones me quedo con el titular “La Seo no se toca”. Estamos de acuerdo señor periodista, NO se toca la Catedral, ni la Magdalena, ni San Juan de los Panetes, ni nada que sea manifiestamente PÚBLICO y se pretenda privatizar a nombre de un Estado extranjero.
Algún día conoceremos sus motivaciones y las  de los que ardorosamente defienden la usurpación que ha llevado a cabo la Iglesia Católica española  de estos bienes.

Seguramente serán poco lícitas y llenas de intereses ladinos. Algún día lo sabremos, hasta entonces dejemos las cosas como estaban antes del expolio  y defendamos que los bienes comunales “NO SE TOCAN”   

domingo, 30 de abril de 2017

La moción simplemente

Los medios de comunicación afines a los partidos “Como dios manda” - PP (Partido im-P-utado), PSOE (Partido Sagazmente Organizado en la Estafa), Ciudadanos, Nacionalismos moderadoradicales y otras hierbas afines - están que no viven con la última ocurrencia de los “perros flautas”  ¿A quién se le ocurre presentar una moción de censura al excelso Mariano Rajoy? ¡Habrase visto tamaña desfachatez!
Según los entendidos en asuntos turbios, tras la dimisión de la jefa de la cloaca, perdón, “charca”, las ranas deberían entrar en estado de catarsis, en descomposición y desaparecer.  Como por arte de magia, de la misma forma que han desaparecido millones de euros en manos de los articuladores del proceso corrupto. Nada por aquí, nada por acá, el dinerito ya no está. Las ranas tampoco, que Esperanza las ha volatilizado asumiendo ella solita toda la responsabilidad.
Para no perder el tiempo no vamos a elaborar un listado de mamoneos varios con los que desde el Partido im-P-utado o Partido im-P-opular (PP) han sido saqueadas las arcas del país. Les toca a los interventores de cuentas, auditores variopintos y contables varios calibrar a cuanto ha ascendido el montante del desfalco. Nosotros nos conformamos con hacer una escala en el último escándalo  – el caso LEZO – y constatar que no ha sido finiquitado con la huida de Esperanza Aguirre.
Las funestas consecuencias que los desmanes cometidos por el Clan González le han acarreado a la Condesa escapista y a la supuesta asociación de malhechores  en la que se ha convertido el PP de Madrid, no son otra cosa que la puntita de lo que tenemos que conocer a poco que se empiece a deshilachar la manta.
De momento ya sabemos que el Secretario de Estado de Interior tiene la sana costumbre de recibir a investigados por la Guardia Civil horas antes de ser encarcelados. También conocemos que el señor Secretario habla con estos personajes sobre el precio de las patatas y lo caro que están los alquileres en MercaMadrid, ¡Por supuesto!  ni palabra de su posible detención ¡Lo normal vamos!
Otro dato a destacar es que el ministro de Justicia  envía mensajes a su colega imputado (Ex presidente de la Comunidad de Madrid)  para  desearle que se arreglen los líos. Dice Rafa que con esto quiere expresar su preocupación por la situación política y que con la mayor celeridad posible España tenga gobierno estable ¡Qué altura de miras! ¡Siempre inquieto por el bienestar de la patria!
Argumenta el ministro de justicia que los “líos que se tienen que arreglar” no tienen nada que ver con su amigo ni  con el hecho de llevar Nacho González años en el punto de mira de la justicia y que los mensajes entran dentro de la más elemental educación.
Por otro lado, ahora sabemos que Ignacio no tiene reparos en hablar con Rafa, ni con Zaplana, ni con el sursuncorda. Si se encuentra un juez díscolo le dice: venga usted “p ´acá” ¿A dónde le toca? ¿A Onteniente? Pues a tomar por culo a Onteniente. Y a continuación hace saber que  con el juez  titular ya se apañará él.
¡Cuánto se parecen las carreras políticas  de  Ignacio González y Francisco Granados! Con una diferencia fundamental; para la gente de noble alcurnia (Cúpula del Partido im-P-opular) Granados es un paria pueblerino e Ignacio es hijo de un ex alto cargo de la administración franquista ¡coño, que siempre ha habido clases!  A uno se le ignora y por el otro se llora.
Falta un pequeño detalle y es que, para hacer las cosas bien, es imprescindible atinar con el nombramiento del fiscal anticorrupción. Debe ser un tipo “bueno y cojonudo” según sus intereses ¡Claro! y así es como parece ser que consideran a Manuel Moix.
A la “rana” González le constan pruebas suficientes del buen hacer  del actual responsable de la fiscalía anticorrupción en casos precedentes  que afectaban al Partido im-P-utado (PP). Con alguien cercano al frente del organismo acusador  los delincuentes  habrán conseguido cerrar el círculo del estercolero institucional. ¡Viva la independencia del Poder Judicial! ¡Viva el ministerio Fiscal!
Rajoy intenta explicar lo contento  que está por tener que declarar como testigo en casos de corrupción que atañen a su Partido. ¡Claro, es de lo más lógico que el Presidente del Gobierno tenga que comparecer en un caso de corrupción que afecta al partido del que, también,  es Presidente! Si no fuera porque la citación a Mariano nace como consecuencia de la negativa a declarar  del abogado del partido cuando este fue citado. O sea, que no es tan normal.
La moción presentada por Unidos Podemos y apoyada por las confluencias tiene cero posibilidades de salir adelante. Es más; acelerará los acuerdos con otras formaciones políticas  para aprobar los presupuestos. 
Pero tendrá un efecto balsámico, Rajoy tendrá que intervenir en sede parlamentaria sin red y sin anestesia. El candidato tendrá  turnos de exposición amplios y de contrarréplica suficientes  para poder colocar delante de las narices del Presidente del PP el hedor que emana del Partido im-P-utado. Rajoy tendrá que contestar sin plasma, podrá decir y ya tal o cuanto llueve. No dirá nada, pero no importa. Todo el mundo se tendrá que retratar, desde Rivera hasta el resto del arco parlamentario. El PSOE será No es No hasta que deje de ser No y pase a ser Si o se convierta en tal vez.  El clan Felipista intentará marcar el paso y la Sultana lo impondrá a pies juntillas.

Ahora bien con suerte, con algo de suerte, los debates serán retransmitidos por las televisiones y quizás, solo quizás, los millones de españoles que voluntariosamente acuden  a cada cita electoral con las urnas  destapen su nariz y comprueben el fétido aroma que emana de la charca democrática en la que han convertido a nuestra sociedad. Entonces sí, entonces la moción habrá tomado sentido.

domingo, 23 de abril de 2017

Lágrimas en la charca

¡La condesa está triste! ¿Qué tendrá la condesa?
Lagrimas de desconsuelo recorren su carita de fresa,
¡La condesa está triste! ¿Qué tendrá la condesa?
La que otrora fuera el azote de Mariano se encuentra acorralada, sin salida, ni siquiera sus acérrimos defensores se atreven a romper una lanza en su favor. Es lo que tiene haber ejercido el despotismo institucional desde el sillón del poder; cuando lo pierdes te encuentras de bruces ante la realidad: Esperanza no tenías adeptos, tenías siervos sumisos deseosos de romper las ataduras a la menor oportunidad. Y ahora les ha llegado.
Rectifico, la oportunidad les llegó con tu forma de alcanzar la presidencia de la comunidad madrileña mediante el tamayazo,  pero el poder te proporcionó puestos para repartir y todos prefirieron callar.
El silencio de los estómagos agradecidos fue el cómplice necesario para aceptar la comisión de investigación presidida por ¡Oh sorpresa! Francisco Granados.  Naturalmente la comisión no sirvió para nada.
Los madrileños fueron los más mudos, cita electoral tras cita electoral aceptaron  santificar tus políticas de amiguitos, tus regalos a Arturo Fernández, tus devaneos con Díaz Ferrán, tus privatizaciones indecentes, en definitiva el saqueo a lo público que fue facilitado por  tus medidas de gobierno.
Todo el mundo debería recordar con dolor los aciagos día en los que, mediante denuncias anónimas, la Consejería de Sanidad de tu Gobierno persiguió, destituyó, vilipendió y ultrajó con ignominiosas acusaciones de asesinato al doctor Montes y su equipo de cuidados paliativos del hospital Severo Ochoa. Tu consejero Lamela, sus mariachis de Telemadrid  y Miguel Angel Rodríguez – judicialmente condenado por difamación – se encargaron de destrozar la vida de unas magnificas personas ¡Cuántas lágrimas provocaste entonces!
Con la incompetencia congénita que te acompaña eras el eslabón necesario para el expolio. Solo tu  torpeza facilitó las operaciones de Granados y González, la  rapiña de López Viejo sería impensable sin tu aquiescencia ¡No! ¡No eres inocente!
Eres culpable de dejación, de prepotencia, de nepotismo, de chulería y de soberbia. Si no lo eres de más cosas, la justicia decidirá. Aunque parece una broma de mal gusto acudir a “la justicia a la carta” que habéis articulado ¿Cuántos fiscales afines tenéis? ¿Cuántos jueces os exculpan? ¿En qué lugar quedan los organismos de control? ¿Cuántos altos funcionarios tenéis abducidos? Podías agredir a un policía de movilidad atropellando su moto y no pasaba nada. Un fiscal afín lo apreció como faltita leve  debido a las prisas y después  ha sido ascendido a la jefatura de la Fiscalía Anticorrupción para alegría de tu delfín Ignacio González y alborozo de Zaplana.
Los medios de comunicación que sobreviven gracias a tu publicidad institucional empiezan a alejarse de tu llorona figura, no te extrañe, los vendidos siempre tienen precio y tus enemigos, que los tienes, están pagando mejores dádivas.    
De dama de hierro liberal española has pasado a pepona llorona.
Tu archi – enemigo político Rajoy diría, o dirá, que todo es cierto menos algunas cosas, tus juglares cantarán las gestas de tus actuaciones ocultando los catastróficos resultados de las mismas, a los españoles comunes nos quedará tu lloricosa imagen saliendo de declarar.
No te preocupes en demasía, los medios de comunicación callarán la verdad, extenderán un tupido manto sobre tu noble figura y atribuirán a intereses populistas tu caída en desgracia.
A otros cientos de miles de personas nos vendrá a la memoria la forma que pasaste de concejala a ministra: Por apellido.
Pero sobre todo recordaremos tu imagen avasallando a una trabajadora de la sanidad pública cuando reclamaba que se respetaran sus derechos.
La intimidación que tuvo que sentir es inimaginable, la Presidenta de la Comunidad de Madrid la acorraló contra la pared, la intimidó, la señora Presidenta hizo un alarde de macarra de barrio para su mayor gloria y aplausos de sus adeptos.
Se especula con tu dimisión pero no es tal, es una huida en toda regla. Te quedaste sin defensas y huyes otra vez, no se recuerda pero ya habías dimitido en una ocasión que tenías el futuro negro. La suerte llamó a tu puerta en forma de rendición de Rajoy y retornaste para ser alcaldesa.
Supongo que esa anónima trabajadora de la sanidad madrileña se sentiría aliviada cuando te vio lagrimear a la salida de la Audiencia.

¡Por fin las ranas lloran en la charca!    

miércoles, 19 de abril de 2017

Con la Iglesia poca broma

El pasado 12 de Abril el grupo de Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza presentó una moción para su debate en el Pleno Ordinario que celebrará el consistorio el próximo 28 de Abril.
La moción está enfocada a impedir la actuación del equipo de Gobierno Municipal para intentar deshacer una tropelía cometida por el Arzobispado de Zaragoza siendo su titular Monseñor Elías Yanes.
¿Cuál fue la actuación del titular de la diócesis zaragozana? Pues en este punto nos vemos obligados a hacer un poquito de pedagogía.
Existe en términos jurídicos de la ley hipotecaria una figura que se denomina INMATRICULACION y nos preguntamos ¿Eso qué es? Pues sencillamente consiste en la inscripción de un bien en el Registro de la propiedad por PRIMERA vez ¿Con esta figura qué se consigue? Simple y llanamente atribuirse la plena propiedad de un bien que no FIGURABA en el Registro de la Propiedad a nombre de nadie.
¿Cómo se lleva a cabo esta INMATRICULACION? El trámite se realiza con la presentación de documento certificado por fedatario público en el cual se reconozca la titularidad de ese bien, es decir: un notario documenta que el bien pertenece a alguien mediante escritura o título de propiedad y este documento es el que se inscribe en el Registro de la Propiedad.
Hasta aquí llevamos un proceso técnico de cómo se hace la operación, ahora un poco de historia.
Corría el año 1946 cuando un individuo llamado Francisco Franco, entre otras cosas reo del delito de rebelión militar, perjuro  y sedicioso, se hizo con el poder tras un sangriento golpe de estado. La asonada militar desembocó en una cruel guerra y a la conclusión de la misma decidió otorgar a una parte de sus más fervorosos seguidores – La Iglesia Católica española – la potestad de atribuirse la propiedad de un bien con la única certificación de propiedad expedida por el Obispo de turno.
Así, de esta sencilla forma, pasaron a manos de la Iglesia Católica huertos del cura, casas del párroco, fincas, caseríos, incluso caminos, montes, pinares, viñedos y frontones que hasta entonces, aún estando a disposición de los clérigos de turno, seguían siendo propiedad de la comunidad que, en algunos de los casos, los había cedido en uso.
El dictador puso una salvedad: no se podían inmatricular los bienes de culto, estos lugares seguirían perteneciendo al Estado.
En 1978 la componenda Constitucional no repara en tan inaudita ley y los sucesivos gobiernos de UCD, PSOE y PP no la derogan y fulminan. Para colmo en 1998 un ataque de misticismo lleva a José María Aznar a ampliar la ley de Franco y concede la prerrogativa de incluir en el proceso a los lugares de culto.
La carrera que se emprende a partir de ese momento es desaforada, cientos de miles de edificaciones del patrimonio Histórico-Artístico-Cultural son expoliados a favor de la Iglesia Católica con el simple gesto de decir el Obispo  correspondiente  que el edificio es suyo.
Pero, fíjate por donde,  encontramos algunos casos en los que habían emprendido la carrera antes de que Aznar diera el pistoletazo de salida y así en la década de los 80 en la muy noble y leal ciudad de Zaragoza a monseñor Elías Yanes le entra cólico de ansia e inscribe como suyas La Catedral de la Seo, las iglesias de La Magdalena, San Juan de los Panetes , Santiago el Mayor… y las que no conocemos
  ¡Chúpate esa!
Con la actuación de Monseñor Elías constatamos la impunidad de la Curia. Ni siquiera necesitó la utilización de una ley que ya ha reprobado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en dictámenes que deberían sonrojar a los tribunales españoles; Yanes realizó un flagrante fraude de ley con la usurpación de bienes de culto fuera de fecha.
Hasta aquí los hechos, ahora las reacciones de los personajes:
Javier Lambán - fiel a su papel de mascota - baila cuando los prelados tocan el tambor y en comparecencia institucional manifiesta que NO va a defender a  los aragoneses del saqueo producido desde los púlpitos.
Con semejante declaración de intenciones el Grupo Popular del Ayuntamiento aprovecha la ocasión y argumenta contra la iniciativa del alcalde, cuando lo que intenta ZEC es reparar el fraude de ley cometido. Para ello Azcón (firmante de la moción) atribuye a la iniciativa anticlericlarismo y radicalidad. Como no podía ser de otra forma, los populares  buscan el apoyo de asociaciones “transmófobas” como “Hazte Oír”, seguramente el soporte económico de la CAI, el poderío del OPUS DEI  y para el adoctrinamiento  utiliza el altavoz del Heraldo.
 Para entender su argumentario:
Si el ladrón es cargo político del PP el denunciante es un antisistema, si el ladrón es un banquero el denunciante es un radical bolivariano y si el delincuente es un Obispo el denunciante se convierte en un peligroso anti religioso.
Si nada lo remedia la moción saldrá adelante con los votos de PP, Ciudadanos y PSOE, que una fiscalía en franca politización actúe de oficio ante un delito eclesiástico es una vana ilusión. Es probable que la solución tenga que venir de Europa salvo que Podemos, IU y Chunta le tuerzan la mano a Lambán en la DGA y le obliguen a rectificar y cumplir con los deberes de su cargo.

Con la Iglesia Católica Española sucede lo mismo que con el colesterol por encima de 200 ¡Poca broma! 

martes, 11 de abril de 2017

Otra de Lambán

No señor, no era nada fácil que Javier Lambán superara la muestra de incompetencia que exhibió con sus halagos ante la sultana andaluza pero lo ha conseguido. Hace unos meses el Presidente de la Diputación General de Aragón  se postró de hinojos ante Susana y en actitud de sumisa devoción expresó con fervor juvenil la admiración que sentía por la Presidenta de Andalucía. La instigadora de la defenestración del Secretario General que ella misma había aupado recibió del ejeano las pruebas de su incondicional adhesión ¿Incondicional? El tiempo dirá ¡Ya veremos! Las traiciones nunca vienen solas.
Pedro Sánchez creyó por un momento que era el mandamás del PSOE cuando en realidad no representaba más que un minúsculo eslabón en el camino diseñado por el aparato que, irremediablemente,  conduciría al lobby   andaluz a hacerse de nuevo con las riendas del partido. La  Secretaría General  sería para Susana Díaz.
Sánchez cometió el tremendo error de no atreverse a desafiar a su mentora cuando las matemáticas parlamentarias le ofrecieron la posibilidad de ser Presidente del Gobierno. Después quiso hacerlo pero ni era el momento ni contaba con las suficientes fuerzas dentro del propio PSOE. El resultado es conocido: un partido fragmentado, débil y escasamente útil.
Entre los barones socialistas que con presteza apuñalaron a Sánchez se encontraba Lambán. Javier pronto percibió el olor a cadáver político que emanaba de Pedro y mostró su apoyo incondicional a la que consideró la más fuerte, a la dominadora del aparato, a la señalada por el oráculo felipista como la “elegida”.
Hasta aquí no hemos hecho nada más que relatar las intrigas políticas encaminadas a alcanzar el poder y a mantenerlo. Nada fuera de lo común en las cloacas del sistema que tenemos ¡Hombre! Sería deseable algo de coherencia ideológica, una pizca de lealtad y unas gotas de dignidad, pero eso ya sería mucho pedir.
Creíamos haber atisbado el tope de la condición de lacayo del Presidente de Aragón, pero no, siempre es capaz de dar un paso más, de llegar más lejos, incluso de manifestar públicamente su dejación de funciones, no le importa airear su incapacidad para ser responsable del Gobierno de la Comunidad Autónoma Aragonesa y lo que es realmente grave: declara abiertamente su nula disposición a cumplir y hacer cumplir la ley. Porque ahora ese es el asunto. Ese o que no da más de sí y en esa incapacidad tenían que haber reparado los partidos aragoneses que le aportan su apoyo antes de haberle votado. Habrá que estar atentos a CHA, Podemos y IU  para comprobar si han tomado nota de las incapacidades del Presidente.
Dice Lambán que no va a discutir a la Iglesia la propiedad de los templos. Lo dicho, o no se entera - opción ésta que resulta lamentable en el máximo representante del Gobierno Autónomo - o no se quiere enterar, algo que escama y huele a podrido por los cuatro costados.
En este momento no vamos a entrar a valorar la legitimidad de la ley Aznar que permitió a los Obispos inscribir a su nombre los lugares de culto (probablemente tenga que hacerlo el Tribunal Europeo de Derechos Humanos) lo que sí debería conocer un alto responsable de cualquiera de las administraciones del Estado es que, en la promulgación de una ley, se establece su fecha de entrada en vigor y hasta ese momento rige la ley anterior.
Tiene narices que, para defender los bienes comunales del expolio, haya que acudir a una ley de Franco que impedía a la Iglesia Católica apropiarse de los lugares de culto (Catedrales, Iglesias, Ermitas…)  
Y tiene más bemoles todavía que sea un dirigente supuestamente socialista quien haga dejación de funciones para exigir el cumplimiento de la norma que prohibía a Elias Yañes a atribuirse la propiedad de la Catedral de la Seo, San Juan de los Panetes, La Magdalena…
No señor Lambán, no hay nada que discutir. Si  Monseñor Yañez se auto-otorgó la propiedad de los templos en fecha que NO podía hacerlo, el Prelado cometió  un supuesto fraude de ley, es decir un supuesto delito de cuya autoría habrá que pedir responsabilidades a TODOS los implicados en el proceso: Al Obispo que se salta la ley vigente que no le otorga potestad para ser fedatario en el caso de lugares de culto y al Registrador que admite un documento de nula legalidad.
Y su obligación señor Lambán es que se respete la ley, mal que le pese. La tenue esperanza que queda a los aragoneses es que los partidos que sostienen al Presidente aragonés le recuerden sus obligaciones o le enseñen la puerta de salida.
El máximo responsable del Gobierno de Aragón tiene que intervenir aunque su actuación pueda molestar al Arzobispado, el OPUS, la CAI, o el Heraldo de Aragón.
Esas molestias las lleva en el sueldo y si no quiere o no sabe cumplir con su deber lo mejor que puede hacer es irse a su casa. Allí no tendrá que recurrir (no confundir con discutir) en los juzgados  las irregularidades cometidas por los Príncipes  la Iglesia.

En su retiro podrá jugar al dominó con el señor cura mientras toma café en el bar y tal vez hasta discutir con el clérigo cuando este gane la partida "cantándole  las cuarenta".